Históricamente, el Conicet ha reconocido el status de Investigador Correspondiente (IC) a investigadores que no pertenecen a la carrera de investigador, pero que contribuyen al sistema científico y tecnológico argentinos desarrollando actividades de cooperación y formación de recursos humanos, entre otras. El alcance del status de IC (Res. 2462/06, Conicet) fue extendido en el año 2015 (Res. 1351/15, Conicet) estableciendo que esta destinado a “Investigadores/as argentinos/as y extranjeros/as activos/as, que no pertenezcan a la Carrera del Investigador, con residencia permanente en el exterior y en el país, de reconocido prestigio, y con destacadas contribuciones a la ciencia y la tecnología, que participen o colaboren en actividades de dirección y/o supervisión de becarios/as o investigadoras/es, dirijan o participen en proyectos de investigación, dictado de cursos y toda aquella actividad que contribuya al desarrollo de la investigación científica y tecnológica en la Argentina.”
El status de IC es similar a lo que en otros países se llama “courtesy appointments” y que incluyen un número de títulos/afiliaciones (e.g., “Visiting Scholar”,  “Visiting Researcher”) que varían por institución y país. Común a todos es reconocer como miembro de una comunidad académica a quien de facto lo es, abrirle las puertas en forma oficial, brindándole el uso de un número de recursos de la institución. En general, por su propia naturaleza, “courtesy appointments” no son afiliaciones rentadas, basándose en el principio que el sueldo es pagado por la institución donde el investigador/a tiene su nombramiento primario. “Courtesy appointments” son distintos de otro tipo de afiliaciones secundarias por las cuales se cobra sueldo y que involucran obligaciones académicas adicionales como dar clases, o en casos en los cuales la afiliación principal está dividida entre dos o más unidades académicas (en la misma o distintas universidades), cada una contribuyendo parcialmente al sueldo.
Si bien el status de IC existe desde hace muchos años, en la práctica su existencia no era ampliamente conocida por la comunidad, incluyendo a quienes colaboran rutinariamente con colegas argentinos/as.  En un esfuerzo por expandir el alcance de la oportunidad  y  abrir las puertas a un número mayor de investigadores argentinos en el exterior al Conicet, y en respuesta a un pedido de Raíces NE-USA (Red de Científicos, Investigadores y Profesionales del Conocimiento en el Noreste de EEUU), el Conicet abrió un convocatoria pública detallada en este enlace.
Esta es una herramienta más para la integración entre científicos/as, investigadores y profesionales del conocimiento argentinos en Argentina y en el exterior, y para la transición conceptual de “brain drain” en “brain diaspora”.
EEUU-NE | Investigadores correspondientes del CONICET